» » ¿Sabes que NO debes hacer para tener buena nutrición durante el embarazo?

¿Sabes que NO debes hacer para tener buena nutrición durante el embarazo?

admin 16 Dic, 2017 Embarazo No hay comentarios

Si esperas a un solo bebé, necesitas aproximadamente 340 calorías adicionales por día en el segundo trimestre y 450 extra en el tercer trimestre. Si tienes sobrepeso, es probable que no requieras calorías adicionales, no obstante, consulta a un médico.

  • No comas por dos

Eso sí, en lugar de contar calorías, simplemente come hasta que te sientas satisfecha, y no más. Si en tu nutrición durante el embarazo tienes un problema con el control de porciones, busca la orientación de un nutricionista.

  • Cuidado con las harinas refinadas

El pan blanco, el arroz blanco, los dulces y los refrescos se precipitan en el torrente sanguíneo y aumentan los niveles de glucosa en la sangre. Estos pueden provocar recién nacidos más gordos, que están en mayor riesgo de tener sobrepeso a medida que crecen.

Si consumes el mismo número de calorías pero solo cambias lo que comes, tu bebé podrá tener menos grasa corporal al nacer y un menor riesgo de obesidad futura.

En tu nutrición durante el embarazo, establece un límite con los alimentos blancos y elige granos sin refinar como: avena, arroz integral y pan de trigo integral.

  • No pases más de dos horas sin comer

Comer no solo bombea una corriente constante de nutrientes a tu bebé, sino que también mantiene los niveles de azúcar en la sangre estables para que no te marees. RecuerdaSi no llenas el tanque con frecuencia, puedes tocar fondo. Las comidas más pequeñas también minimizan la acidez estomacal, un problema común y doloroso a medida que progresa el embarazo.

  • No olvides beber al menos 12 vasos de agua al día

Para una buena nutrición durante el embarazo, la hidratación es esencial para prevenir el trabajo de parto prematuro; cuando te faltan líquidos, el cuerpo produce una hormona que simula contracciones. Mantenerte hidratada también ayuda a prevenir dolores de cabeza, cálculos renales, mareos y molestias comunes en el embarazo, como estreñimiento y hemorroides.

Nota: Sabes que estás bien hidratada cuando tu orina es de color amarillo claro.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia sobre publicidad y contenido, de seguir navegando se da por entendido que acepta estos términos. ACEPTAR