» » Esto puede pasarte si estas embarazada y no controlas tu presión

Esto puede pasarte si estas embarazada y no controlas tu presión

admin 5 Jun, 2018 Embarazo No hay comentarios

Riesgos de la hipertensión arterial durante el embarazo

La hipertensión arterial durante el embarazo puede causar el nacimiento prematuro de nuestro bebé. Además de otras afecciones a nuestra salud general. Por ello, cuando estamos embarazadas, debemos tomar ciertas medidas para prevenir la alta presión en sanguínea; o, en caso de sufrir esta condición ser muy precavidas. 

Hipertensión arterial durante el embarazo 

Se considera hipertensión arterial  cuando la presión  sanguínea supera los 120/80 mmHg en mujeres jóvenes. Lo cual afecta directamente la salud de la madre y del bebé.  Trayendo como consecuencias, complicaciones durante el desarrollo del embarazo.  

Podemos decir, que existen diversos factores externos que promueven este tipo de enfermedades. No obstante, son factores muy concurridos en nuestra vida diaria. Entre muchos que podemos nombrar, los principales que encontramos son: 

La salLa sal es el alimento más utilizado en las cocinas de todo el mundo. Muchas veces podemos estar abusando de su consumo y no ser capaces de percibirlo hasta estar frente a complicaciones de mayor nivel de riesgo.  

Bebidas alcohólicasEl uso y abuso de bebidas alcohólicas es dañino para la salud, embarazado o no. Claro, presenta mayor riesgo si estamos embarazadas; tenemos en nuestro interior una vida.  

El consumo de bebidas alcohólicas causa un desequilibrio en la presión y la temperatura del organismo, afectando directamente la salud del feto.   

Obesidad: La obesidad es uno de las mayores causas para sufrir una eclampsia durante el embarazo. El motivo son los malos hábitos alimenticios, que afectan directamente el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. 

¿Cómo podemos prevenir la hipertensión durante el embarazo? 

Como futuras madres, debemos llevar control de nuestro estado de salud durante el embarazo. Asimismo es nuestro deber seguir las dietas con estricta responsabilidad si se nos es indicada. 

Sin embargo, lo más recomendable es comenzar por: 

  • Realizar un chequeo médico para corroborar que la presión sanguínea esta en los niveles normales.  
  • Hacer un examen de sangre para verificar si tenemos una preeclampsia. 
  • Chequearnos los riñones. 
  • Podemos hacer una ecografía para comprobar el crecimiento del bebé. 
  • O, un ultrasonido Doppler para medir el flujo sanguíneo en la placenta.
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia sobre publicidad y contenido, de seguir navegando se da por entendido que acepta estos términos. ACEPTAR