» » Como saber si tienes un ataque de asma durante el embarazo

Como saber si tienes un ataque de asma durante el embarazo

admin 19 Jun, 2018 Embarazo No hay comentarios

Consecuencias del asma durante el embarazo

El asma durante el embarazo es un problema de alta consideración en periodo de gestación. Debido a que pueden presentarse inconvenientes que atentan gravemente tu salud y la del bebé. Por ello, es necesario llevar un buen control del asma durante este periodo.



Asma en el embarazo

La enfermedad del asma es dada por una inflamación de las vías respiratorias que causa dificultad al respirar. Las horas más frecuentes donde suele desencadenarse el asma, son a primeras horas de la mañana y al caer la noche.

Las madres con complicaciones de asfixia no suelen presentarse a consulta médica para controlar la enfermedad. Estas lo hacen generalmente cuando ya se encuentran frente una crisis asmática.

Por ello, es prudente que las embarazadas acudan a consulta médica lo antes posible, es decir, en los primeros meses de gestación. Puesto que la disnea en una mujer en espera de un niño suele tener más complicaciones. La pérdida de oxígeno en el embarazo atenta contra la vida de la madre así como también del infante.

Dicho esto, el riesgo de tomar medicamentos para el control del asma durante la gestación es menor, si se compara con las reacciones adversas que puede traer el ahogo a la madre y al bebé.

Las consecuencias de la falta de oxígeno en la sangre de la futura mamá durante un ataque de asfixia pueden causar al feto:

* Disminución de la respiración.

* Nacer de forma prematura (antes de las 37 semanas)

* Retraso en el crecimiento.

* Muy bajo peso a la hora nacer.

Ahora bien, es bueno saber cuáles son los factores que desencadenan las crisis asmáticas para así tomar medidas preventivas.

¿Cuáles son los factores que desencadenan el asma?

Son diversos las causas que hacen que el asma se desencadene. Por lo tanto, los médicos recomiendan a sus pacientes mantenerse alejados de:

* Alérgenos como: moho, polvo, entre otros.

* La contaminación ambiental: humo del cigarro o de estufas, aire frio y olores fuertes.

* Cuidarse de la gripe o neumonía, ya que estos pueden activar el sofoco.

* El ejercicio también pueden causar asfixia en ciertas personas.

La adecuada oxigenación es importante para un embarazo saludable. Si sospechas de estar embarazada o ya lo estas no descuides tu tratamiento, dado que especialmente en este periodo los síntomas se pueden agudizar.

Etiquetas