Beneficios y riesgos del parto bajo el agua

El parto bajo el agua

Parto en agua: beneficios y riesgos

El parto en el agua es uno de los métodos para dar a luz que muchas mujeres solicitan por los beneficios que ofrece, estos ocurren mientras la embarazada está en una bañera o piscina llena de agua tibia. Puede llevarse a cabo en un hospital, un centro de maternidad o en el hogar con la ayuda de un médico, una enfermera o partera.

 

Beneficios del parto bajo el agua: 

  • Ayuda a aliviar el dolor. 
  • Evita que necesites anestesia. 
  • Acelera tu trabajo de parto. 
  • Un baño tibio puede ayudarte a relajarte y a sentirse más en control. 
  •  Flotar en el agua también te ayuda a moverte con mayor facilidad que en la cama. 
  • Algunos científicos sugieren que el agua puede reducir las posibilidades de lagrimeo vaginal severo. Y puede mejorar el flujo de sangre al útero, pero los resultados del estudio sobre estos puntos no están claros. 
  •  Un parto en el agua durante la primera etapa (desde que comienzan las contracciones hasta que el cuello uterino esté completamente dilatado) es muy beneficioso. No obstante, que el bebé nazca bajo el agua debe considerarse un procedimiento experimental con riesgos.  

Las cosas cambian durante la segunda parte del parto. Es entonces cuando tu cuello uterino está completamente dilatado y comienzas a pujar hasta que nace el bebé. Muchos médicos dicen que, durante esta segunda etapa,  no hay suficiente información para decidir qué tan seguro o útil es el parto en agua para la futura mamá y el bebé.  

Riesgos del nacimiento bajo el agua

Estos son algunos de los raros problemas que podrían ocurrir durante el parto en el agua: 

  • Tú  o tu bebé podrían contraer una infección. 
  • El cordón umbilical puede romperse antes de que tu bebé salga del agua. 
  • La temperatura corporal del bebé puede ser demasiado alta o demasiado baja. 
  • Tu bebé podría aspirar el agua de la bañera. 
  • Tu bebé podría tener convulsiones o no ser capaz de respirar. 
  • En los casos más graves, pudiera suceder el ahogamiento del bebé producido por falta de prevención, adecuación del ambiente o por negligencia por parte del equipo médico o partera.