Yoga para embarazadas

Mejores posturas de yoga para embarazadasMejores posturas de yoga para embarazadas

Descubre todas los beneficios del Yoga para embarazadas

El yoga durante el embarazo es una de los ejercicios que más beneficios traen a la salud de las mamás y para los bebés en gestación.

Las mujeres que se mantienen activas en el periodo de gestación logran evitar dolores de espalda y algunos malestares generados por el embarazo, pero hay que tener en cuenta que el Yoga durante el embarazo tiene que estar adaptado para este momento de la vida.

Que bondades traen las clases de Yoga para Embarazadas

En las Clases de Yoga para embarazadas no se le exige por de mas al cuerpo y cada futura mamá realiza las posturas o “asanas” correspondientes a el estado de de su gestación y a las capacidades que tenga en ese momento. Con esto logra evitar y aliviar dolores de cabeza, espalda y las náuseas, sumado al bienestar psicológico y físico.

Las asanas, sumado a el control de la respiración y la meditación, ayudaran a ser conscientes de los ritmos naturales del cuerpo y de los cambios que se van generando durante los nueve meses que dura el embarazo.

El yoga libera la mente y prepara a la mujer para el momento del parto, sintiendo las contracciones como algo natural y liberando de la angustia que tienen sobre todo las mamás primerizas, ayudando a dar más lugar a la pelvis, y facilitando el nacimiento.

¿Cual es el mejor momento del embarazo para empezar a practicar Yoga?

A partir de la 12ª semana de gestación, (a partir del primer trimestre) Es el mejor momento para comenzar con las clases de Yoga.

Poco a poco las posturas se van adaptando a cada etapa de la gestación buscando los mayores beneficios en cada momento. Conforme el bebé crece las asanas deberán ser más suaves evitando asi comprimir el abdomen y limitando el cansancio durante las sesiones.

Las asanas mas comunes del yoga para embarazadas son:

  • Upavistha Konasana: La finalidad de esta asana es aumentar la flexibilidad de ingles y abductores y estirar con suavidad las vértebras.
  • Baddhakonasana o postura del zapatero: Relajar la zona pélvica en donde el bebé está alojado.
  • Postura del gato: Liberara la tensión de la espalda y estirara la columna.

Antes de tomar clases de Yoga para embarazadas hay que consultar con el médico obstetra y estas clases deben ser cortas y preparadas individualmente para caso y con una persona calificada.