Problemas del Embarazo

problemas del embarazo

Problemas del Embarazo 

El embarazo es un proceso de vida en la mujer en la que por lo general hay sentimientos confusos. A pesar de la emoción y alegría de saber que muy pronto va a ser mamá, el proceso del embarazo también puede llevar a la mujer a sentirse desanimada. Náuseas, sueño excesivo, fatiga, dolor de barriga, acidez en el estómago, hinchazón en las piernas, desequilibrio emocional, ganas de orinar la mayoría del tiempo, surgen molestas estrías, los acabados de nombrar son solo algunos de los síntomas y signos del periodo del embarazo. 

A pesar de que estos síntomas inoportunos resultan esperados de alguna forma e incluso pensados normales en un embarazo común y saludable, es necesario que las mujeres embarazadas tengan atención suficiente y no rotulen rápidamente cualquier síntoma inconveniente como una de las varias molestias de todo el proceso. 

Por ejemplo, es normal que presenten náuseas, pero eso sí, si ya son náuseas excesivas que impiden a la mujer embarazada alimentarse o hidratarse, no se pueden pasar por alto.  

Si te encuentras en estado de embarazo y no sabes los signos de advertencia, es probable que llegues a descuidar los síntomas importantes que puedan surgir durante dicho periodo. Si no buscas al médico a tiempo puede ocasionar el daña en la salud de tu bebé además de tu vientre. 

Señales de advertencia más comunes en el embarazo 

  • Sangrado vaginal: Hay pequeños sangrados que se presentan en el proceso del embarazo que no resultan graves, son solo pequeñas lesiones en la zona genital de la mujer. Pero si se presenta un abundante sangrado si acude a un experto.  
  • Dolor en la zona abdominal: Leves dolores en la zona abdominal se suelen sentir durante el embarazo. Pero ya si presenta un dolor más persistente y asociados con otros síntomas, lo mejor es que acudas a un obstetra.  
  • Vómitos y nauseasSi vienen de la mano con otros síntomas como diarrea, fiebre o cólicos debes de prestarle atención. Además si  son incontrolables e intensos. 
  • Contracciones uterinas antes de lo normal: Si ocurren contracciones dolorosas antes de la semana nº 37 puede indicar un parto de riesgo prematuro.  
  • Flujo vaginalSe puede presentar por infecciones ginecológicas y es más grave si viene acompañado con fiebres, dolores, picor vagina, entre otros. 

Toma nota para las precauciones necesarias.