Cómo prevenir el temido Síndrome del Túnel Carpiano durante el embarazo

Cómo prevenir el temido Síndrome del Túnel Carpiano durante el embarazo

¿Qué es el Síndrome del túnel carpiano (CTS)?

Este dolor consiste en el entumecimiento, hormigueo o ardor en los dedos, la palma de la mano o la muñeca, o la radiación en el brazo. Generalmente tiende a aparecer en el segundo trimestre del embarazo y la sensación que provoca es la de hormigueo como cuando se tiene las manos dormidas.

¿Qué causa el síndrome del túnel carpiano?

Aunque la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (AAOS) dice que la genética es el factor más importante, no es el único. Tenemos un ligamento que es como un brazalete alrededor de las muñecas, denominada túnel carpiano, y por ella discurre el nervio mediano, que va desde el antebrazo hasta la mano. La hinchazón causada por el aumento de peso y la retención de agua ejerce presión sobre este nervio. Los movimientos repetitivos, por ejemplo, levantar constantemente a un niño pequeño o escribir a máquina, también pueden causar CTS, que puede ocurrir en una mano o en ambas.

 

Prevención del túnel carpiano: Qué hacer

  • Hable con su médico sobre cómo obtener una muñequera (disponibles en farmacias) que ayuda a aliviar el dolor.
  • Pruebe este ejercicio: doble los dedos en un puño y doble la muñeca hacia la palma. Luego, endereza los dedos y estira la muñeca en la otra dirección. Haz 10 repeticiones al menos una vez al día.
  • Si pasa mucho tiempo en la computadora, tome frecuentes descansos de estiramiento. Además, ajuste su teclado u obtenga uno con un soporte acolchado para que las muñecas estén en posición recta (no doblada).

Más consejos para prevenir y administrar CTS

  • Deja tus manos libres. Si sueles dormir con las manos debajo de ti debes dejar de hacerlo y verás como la sensación de hormigueo desaparece tan pronto como te das cuenta.
  • Reduce la retención de agua disminuyendo la ingesta de sal y comiendo alimentos que son diuréticos naturales como la toronja y los espárragos. Menos hinchazón puede significar una menor presión sobre el nervio.

Así que como te darás cuenta, el Síndrome de Túnel Carpiano aunque es común es posible ser controlado.