Mareos y embarazo

Por qué tengo mareos durante el embarazo

¿Por qué tengo mareos durante el embarazo?

Los mareos son una condición que no solo aparece en el embarazo, y que puede tener diversas causas. Aun así, al parecer es muy frecuente que presenten mareos durante el embarazo, debido a todos los cambios a los que se somete el cuerpo en este proceso.

 

Los mareos y sus consecuencias

Los mareos durante el embarazo suceden con mayor frecuencia en los primeros meses, causando malestar en la mujer embarazada.

Estos mareos no representan un peligro por si mismo y no causan ningún daño a la futura mamá ni al bebe. Sin embargo, es importante verificar si los mareos son síntomas de algo más, como anemia o deficiencias que pueden causar problemas en el embarazo. Si los mareos derivan simplemente del embarazo, entonces solo causaran interrupciones en las actividades diarias, pero sin consecuencias fisiológicas.

Causas de los mareos durante el embarazo

Los mareos durante el embarazo pueden ser causados por diferentes condiciones, por esto suelen ser muy comunes, es casi imposible pasar por un embarazo sin mareos.

Los mareos en el embarazo suelen deberse a los cambios hormonales características de este momento vital, estos cambios están generalmente ligados a cambios fisiológicos, ya que, por ejemplo, en este caso, los cambios hormonales hacen que los vasos sanguíneos sean más anchos, para poder transmitir los nutrientes en la sangre al bebé, lo cual también es contraproducente para la madre, ya que el flujo sanguíneo es más lento.

También, pueden originarse debido a los escasos niveles de azúcar en el cuerpo, ya que el feto busca absorber el azúcar de la sangre de su mamá para transformarla en energía para si mismo, proceso que forma parte de los cambios durante el embarazo y que pueden también causar una diabetes gestacional. Se debe reconocer la influencia de la anemia en la frecuencia de mareos en el embarazo.

Como evitar los mareos durante el embarazo

Evitar los mareos durante el embarazo o disminuir su frecuencia, implicara tomar descanso, en los casos que el cansancio deja al cuerpo sin energía, exigiéndole más de lo que tiene. Además, recuerda regular tus niveles de azúcar, y consumir vitaminas. Mantenerse en un lugar ventilado también es de gran ayuda.