Los dolores durante el embarazo

Dolor de riñon en el embarazo

¿Por qué tengo dolor de riñones durante el embarazo?

Es realmente común que durante el embarazo se presenten diversas molestias debidos a factores hormonales o cambios fisiológicos. El dolor de riñones figura dentro de estas molestias, sobre todo después del tercer mes de embarazo.

Este dolor puede estar ligado a dolores en zonas cercanas a los riñones, no solo a estos mismos. Debido a lo frecuente de esta molestia, es común que se quiera conocer la manera de eliminar el dolor de riñones durante el embarazo.

Causas del dolor de riñones en el embarazo

La causa principal de este dolor que aparece en el embarazo es el desarrollo del bebé dentro del útero, y el crecimiento de este último, ya que esto lleva a la mujer embarazada a tomar posturas inadecuadas, que ocasionan dolores en distintas áreas corporales, de hecho, puede incluso producirse una lordosis lumbar y una ciática.

Es importante eliminar el dolor de riñones durante el embarazo, y así llevar un embarazo acompañado de una sensación de bienestar, mas no de dolencias.

Tratamiento del dolor de riñones

Eliminar el dolor de riñones durante el embarazo se vuelve necesario cuando la molestia se vuelve mayor.

Antes de avanzar en esto, debemos haber descartado la presencia de alguna patología renal, como los cálculos, así que si el dolor es muy fuerte no dudes en asistir al médico, especialmente si la dolencia viene acompañada de otros síntomas, como fiebre o dolor de piernas.

Sin embargo, si buscas eliminar el dolor de riñones durante el embarazo y no existe una causa medica aparente, tienes varios métodos a tu disposición.

Uno de los métodos más efectivos es la realización de ejercicios que incluyan cambios de posturas, como el pilates o el yoga, esta última es una gran opción debido a lo beneficioso que es el yoga para el cuerpo en todos los sentidos. Una visita a un terapeuta físico puede ser muy efectiva.

Por otro lado, la natación es un ejercicio relajante que puede tener efectos positivos sobre las dolencias del cuerpo y convertirse en un pasatiempo.

Entre las opciones que tienes, puedes colocarte compresas de calor o frio sobre el lugar en que sientes la molestia.