Los 6 mejores ejercicios para el embarazo

Estos son los Los 6 mejores ejercicios para el embarazo

Los ejercicios físicos que te sugerimos en este post son seguros si llevas un embarazo normal, sin posibles complicaciones o cuidados especiales, aunque debes considerar que algunos no las podrás hacer durante los últimos meses de gestación.  

Ejercicios cardiovasculares para el embarazo

  • Camina: uno de los mejores ejercicios para el embarazo es, sin lugar a dudas, caminar. Te mantiene en forma sin castigar las rodillas y los tobillos.

 

  • Ventaja: lo puedes hacer en cualquier lugar, no requiere ningún equipo especial aparte de un buen par de zapatos, y es una forma de ejercicio segura durante los nueve meses de espera. 

 

  •  Nada: Los médicos y entrenadores físicos consideran la natación el mejor ejercicio para las embarazadas y también el más seguro. La natación es ideal porque trabaja los músculos de las piernas y brazos, ofrece beneficios cardiovasculares, reduce la hinchazón y permite que la embarazada se sienta ligera en el agua a pesar de su aumento de peso. 

 

  • Baila: Otro de los mejores ejercicios para el embarazo, y que no necesitas de muchos equipos para realizarlo, es mover tu cuerpo al ritmo de la música. Además, es beneficioso para el corazón.  Evita: los saltos y las piruetas.

 

  • Corre: Correr es excelente para ejercitar el corazón y aumentar la resistencia durante el embarazo. La intensidad de tus carreras dependerá más que nada de si eres una corredora veterana o principiante. Si acabas de empezar, ve despacio y corre distancias cortas, para poco a poco llegar hasta los 30 minutos. 

Ejercicios de flexibilidad y fuerza

  • Prueba el yoga: El yoga es uno de los mejores ejercicios para el embarazo, pueden ayudarte a fortalecer los músculos y mantenerte flexible, con la ventaja de que no ejercen nada de impacto sobre las articulaciones. Squieres trabajar también el corazón, tendrás que añadirle dos o tres días de caminatas o natación a tu programa semanal de ejercicios de yoga.

 

  • Estírate: El estiramiento es fantástico para mantener la elasticidad, relajar los músculos y prevenir lesiones. La mejor forma de acabar tu actividad cardiovascular es realizando algunos ejercicios de estiramiento.