Los 10 mandamientos de la mamá primeriza parte 3

Derechos de autor en la imagen

7) Te prepararás psicológicamente para salir a último minuto

O correrás el riesgo de estar lista, y tu bebé, en el útimo minuto, puede terminar haciendo la mayor caca que hayas visto en tu vida, manchando pañales, ropita, piernas, brazos (tus brazos), etc. Por eso, siempre ten presente que este tipo de inconvenientes pueden ocurrir en el peor momento posible.

8) Nunca digas nunca

Que arroje la primera piedra la mamá que, durante el embarazo, nunca dijo: “yo no voy a dejar a mi hijo jugar con el móvil/ ver televisión/ tener chupete, etc.”. Ledo engaño, amiga. Cuando menos te lo esperas, estarás haciendo todo al revés por motivos que interesan sólo a ti y a tu compañero o compañera. ¿Y sabes qué? No es tan grave como en ocasiones pensamos; así que todo bien.

9) No juzgarás a otras madres

Por una simple razón: seguramente no deseas que tus sean decisiones juzgadas y criticadas por otras madres, ¿o sí?

10) No te olvides de ti

Y que tienes deseos y necesidades. Es cierto, ahora eres mamá, pero eso no quiere decir que no haya días en los que sólo desees ver una película o serie, tener un descanso para leer un libro, o bobear en internet. O incluso, volver al trabajo cuanto antes. Nada de esto significa que no ames a tu bebé, sino que también te amas y respetas tus necesidades de mujer y profesional (si es el caso). Y creo que, en el futuro, eso es exactamente lo que vas a querer que tu hijo o hija haga, después de todo, la mejor educación es el ejemplo.