fumar durante el embarazo consecuencias para el bebe

Cómo les afecta a ti ya tu bebé fumar durante el embarazo

Los peligros del cigarrillo para tu hijo

El tabaco es un vicio, de eso estamos todos enterados. La nicotina actúa sobre el sistema nervioso central y genera una dependencia física y psicológica de la cual es muy difícil escapar. Ya de por si fumar es peligroso tu propia salud pero, ¿que pasa cuando llevas a otra personita en tu vientre?

Cada vez que fumas, el bebé fuma con vos ya que tu sangre está contaminada por los químicos, dióxido de carbono, nicotina y alquitrán- que entran a tus pulmones a través del humo del cigarrillo, y esta sangre es la misma que compartís con tu hijo. La sangre contaminada no ayudará en el desarrollo de tu bebé, causando que los vasos sanguíneos se vuelvan más estrechos, haciendo que reciba menos oxígeno y alimento, lo que causaría complicaciones como desprendimiento prematuro de la placenta y membranas, y malformaciones congénitas como defectos en el corazón o labio leporino, entre otras.

Es también posible que tengas un parto prematuro o un aborto natural, o que tu hijo salga con un peso menor al normal, así también puede que sufra una muerte perinatal o súbita, que su sistema inmunológico sea débil y que este más propenso a las enfermedades respiratorias o cardiacas, e incluso cáncer o problemas de conducta y aprendizaje.

Lo indicado sería dejar de fumar antes de comenzar a buscar un pequeño con tu pareja, así será todo más sencillo cuando estés gestando. En el caso de que ya sea tarde, y ya estés embarazada con una adicción al tabaco, lo mejor es reducir el número de cigarrillos consumidos por día para ir de a poco dejándolo. No recomendamos el uso de parches o chicles de nicotina, ni otro producto para dejar de fumar ya que eso es algo que se debe consultar con el médico, ellos saben bien que es lo mejor para el chiquito.

Si tu niño ya nació, es conveniente no fumar cerca de él, ya que se lo está exponiendo a todos esos químicos de cualquier modo. Convertirlos en fumadores pasivos es lo peor puesto que puede agarrarse resfriados graves, infecciones en los oídos o problemas pulmonares. Es la misma razón por la cual las embarazadas no pueden frecuentar ambientes donde esté prohibido fumar porque, por más que no fumen, están expuestas al mismo humo. También se debe recordar que los lactantes adquieren elementos dañinos a través de la leche materna de una madre fumadora, así que no sirve comenzar a fumar luego de que ya haya nacido.

Pedí apoyo a tus amigos y pareja, y comenzó a dejar de fumar desde ahora, teniendo en cuenta que es mejor distanciarse de lugares con personas que fuman y tirar a la basura todos los cigarrillos para evitar la tentación. Siempre pensá que es lo mejor para el pequeño, y que seguro querés que sea un chico sano y sin ninguna dificultad. ¡Mucha suerte!