Conoce los síntomas de la depresión en el embarazo

Depresion en el embarazo

Conoce los síntomas de la depresión en el embarazo 

Alrededor de un 10% de la población sufre de depresión durante el embarazo, pero esta aún es sub-diagnosticada y poco valorada. Por ello, en este post, hemos decidido compartirte los síntomas que señalan que se sufre de depresión en el embarazo. 

El embarazo se asocia a sentimientos de profunda felicidad, pero al mismo tiempo trae consigo grandes cambios. Estos cambios, registrados en un momento en que la mujer se puede sentir especialmente frágil, pueden conducir a la depresión en el embarazo. En ese marco, saber identificar los síntomas de la depresión es importante para actuar lo más pronto posible. 

Este es un período en el que se realizan muchos cambios hormonales y, por tanto, de una altura extremadamente vulnerable. Sin seguimiento y tratamiento adecuado, los trastornos mentales pueden cambiar las respuestas fisiológicas y de comportamiento de la madre. 

Síntomas de la depresión en el embarazo 

La depresión perinatal (durante el embarazo) presenta similitudes con otros cuadros depresivos, aunque tiene algunas características específicas. Para identificarla, es preciso estar atento a las siguientes señales: 

  • Sentimiento de tristeza que invade a la madre sin razón aparente. 
  • Pérdida de interés o placer en las actividades habituales. 
  • Cambios no previsibles en el peso o apetito. 
  • Alteraciones del sueño (insomnio o hipersónia). 
  • Fatiga o pérdida de energia. 
  • Sentimientos de desvalorización o de culpa. 
  • Disminución de la concentración. 
  • Cambio en las características psicomotoras. 
  • Pensamientos sobre la muerte. 

Los síntomas pueden estar asociados con manifestaciones de ansiedad, que incluyen: 

  • Preocupación o miedo, constante o excesivo. 
  • Inquietud. 
  • Alteraciones del sueño. 
  • Irritabilidad. 
  • Aceleración del pensamiento. 
  • Pensamientos o imágenes intrusivos. 
  • Dificultad de concentración. 
  • Comportamientos compulsivos. 
  • Crisis de pánico con dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones o mareos. 

Consulta de especialidad 

Saber identificar los síntomas de la depresión, controlar y tratar la enfermedad es determinante para el futuro de la mujer y de su familia. 

Cerca de 10% de la población sufre de este tipo de depresión, que aún es sub-diagnosticada y poco valorada. Sin embargo, puede llevar a una depresión más grave en el post-parto y el establecimiento de una depresión crónica. El asesoramiento médico debe ser buscado si los síntomas de la depresión se prolongan en el tiempo y aumentan de intensidad. 

La consulta puede ser marcada por iniciativa propia en cualquier momento: desde la planificación del embarazo hasta el primer cumpleaños del bebé. 

La medicación durante el embarazo 

Es importante aclarar que, siempre que sea necesario, es posible hacer medicación durante la gestación, por lo que hay que buscar el momento más estable, e incluso es posible hacerlo incluso en periodo de lactancia. No se puede, sin embargo, dejar de lado el acompañamiento profesional y se debe de alertar al médico cuando notemos cualquiera de los síntomas antes mencionados. 

Patologías depresivas previas 

En el caso de que exista un diagnóstico de depresión anterior a la gestación es importante no suspender la terapéutica psicofarmacológica antes de la concepción o durante el embarazo. Ya que esta etapa de precipita descompensaciones en el 70 por ciento de las mujeres embarazadas con patología depresiva y en el 74 por ciento de las mujeres con el diagnóstico de enfermedad bipolar. 

Las mujeres con patología psiquiátrica previa o que se inician durante el embarazo deben ser acompañadas en la consulta de Psiquiatría Perinatal y recibir un tratamiento adecuado y eficaz en cada una de las etapas de la gestación, el parto, el puerperio y la lactancia; ya que es posible llevar a buen término un embarazo en la mayoría de los casos en que se precisa de tratamiento farmacológico.