Cómo prevenir las estrías en el embarazo

Como evitar las estrías en el embarazo

Alerta estrías: ¿cómo prevenirlas?

Alrededor del 70% de las mujeres embarazadas encuentran estrías en su piel, especialmente en la del abdomen, mamas, muslos, caderas, nalgas y brazos. Estas pequeñas líneas blancas son parte de la consecuencia de los cambios que sufren sus cuerpos, y se deben al ruptura de las fibras elásticas en la piel.

Siempre es más sencillo prevenir que curar, así que algunos consejos para evitar la aparición de estas terribles enemigas de la mujer coqueta incluyen el uso de cremas anti estrías formuladas específicamente para atacar ese problema cada día de la gestación, preferentemente luego de una ducha caliente para abrir los poros y que actué mejor la crema en la piel. Recordá no dejarte de aplicar las cremas corporales un mínimo de dos veces al día, incluso tiempo luego de que tu bebe haya nacido puesto que la piel no se ha recuperado del todo y puede quebrarse.

Una muy buena crema es la Dermaglos que contiene las vitaminas A y E, así como también el compuesto químico conocido como alantoina. Así también, mantenerse hidratada es fundamental y se recomienda el tomar aproximadamente 1,5l de agua por día lo cual equivale, más o menos, a 8 vasos diarios de agua mineral. Los alimentos que consumimos también importan, nunca está de más la ingesta de alimentos como espinaca, arándanos, frutillas, nueces, palta, brócoli, zapallo, mango, pescado, huevos, zanahorias, cereales, verduras lácteos, aceites vegetales, papas, lechuga, tomate, naranja, entre otros. Lo fundamental es que sean comidas ricas en vitamina A, E y C, así como también en magnesio, antioxidantes y Omega 3. Llevar una dieta saludable será también beneficioso para tu ritmo de vida, tu energía y tu humor se verán altamente enriquecidos.

También hay que tener en cuenta que las estrías pueden salir por un rápido aumento o pérdida de peso, por lo cual hay que prestar suma atención a cuanto aumentamos o bajamos durante el embarazo, no hay que olvidar esos conocidos antojos ni los vómitos.

Si ya han salido algunas estrías, ¡lo mejor entonces es evitar que salgan más! No te rindas por la aparición de algunas y seguí con el tratamiento. Si son muy recientes, será más sencillo tratarlas para que no se profundicen más.