Alimentación y salud

Cómo preparar un jugo de manzana y naranja para fortalecer tu organismo

¿ Cómo preparar un jugo de manzana y naranja para fortalecer tu organismo ?

Los jugos naturales son increíbles para mejorar tu salud de forma integral, sin embargo, el jugo de manzana y naranja es especial, combinando las propiedades y beneficios de ambas frutas en un jugo que te servirá para acompañar tus comidas y fortalecer tu organismo.

Beneficios de las manzanas para la salud

Las manzanas son una de esas frutas que están compuestas principalmente por agua, y por ellos tienen propiedades hidratantes, además de tener una acción diurética y antioxidante. Los niveles de vitaminas que contiene la manzana te permiten fortalecer el organismo, además de que uno de sus componentes, el potasio, funciona para contrarrestar la hipertensión.

Aliviar el estreñimiento y la diarrea es posible con el consumo de manzana debido a su contenido en fibras. Además, su cascara puede ser utilizada para mejorar el funcionamiento digestivo.

Ventajas de comer naranjas

El otro ingrediente necesario para preparar el jugo de manzana y naranja, es por supuesto la naranja misma. Esta fruta es rica en vitaminas y minerales, especialmente en vitamina C y ácido fólico, encargándose de fortalecer el sistema inmune.

Las naranjas son conocidas por tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Por ello, es recomendado su consumo cuando se padece de enfermedades como la artritis. Además, la hesperidina, uno de sus componentes, es efectiva para disminuir los niveles de colesterol y presión arterial, evitando también enfermedades cardiovasculares.

Preparación del jugo de manzana con naranja

La preparación del jugo de manzana y naranja es extremadamente fácil, solo necesitas obtener las frutas frescas, 2 manzanas y 4 naranjas son suficientes para hacer medio litro de jugo.

Una vez tengas los ingredientes, pica las manzanas en trozos, conservando la cascara debido a sus propiedades, eso si, deben ser bien lavadas. Luego de picarlas, agrégalas a la licuadora. A las naranjas se les debe extraer el jugo, añadiéndolo también a la licuadora, seguido de medio litro de agua.

Cuando la mezcla sea homogénea, es decir, los ingredientes queden bien mezclados, podrás servir tu jugo de manzana y naranja en un vaso con hielo, y disfrutarlo.