5 Beneficios del deporte en el embarazo

Beneficios del deporte en el embarazo

Seguramente te has preguntado, ¿ puedo practicar deporte si estoy embarazada ?, ¿ cuáles son los más recomendados ?, ¿ cambia la situación si antes hacía alguna actividad física ?

Excluyendo los embarazos delicados, los deportes con riesgo de golpes o caídas y las prácticas extenuantes, no hay inconveniente en que las mujeres mantengan rutinas deportivas durante casi toda la gestación.

  1. Al practicar un deporte que te gusta, este te aportará mayor sensación de bienestar general, mejorará tu resistencia física, aumentará tu autoestima y seguridad emocional, además tendrás un refuerzo muscular en la zona pélvica.
  1. Otro de los beneficios del deporte en el embarazo, se trata de la mejora en la circulación sanguínea y la capacidad pulmonar, regularás el ritmo intestinal y aumentarás las defensas inmunológicas, de manera que prevendrás enfermedades.  
  1. Mujeres que lo han hecho afirman que es un antídoto para combatir algunos síntomas habituales del embarazo, como la fatiga, el insomnio, el estrés, el dolor lumbar y los calambres. 
  1. Otro de los beneficios del deporte en el embarazo, es que el ejercicio que domines te permitirá estar en comunicación con tu cuerpo y te ayudará a tomar conciencia de tu embarazo.  

Beneficios de hacer ejercicios en el agua y en el suelo

Ya sabes que practicar ejercicio con moderación durante el embarazo es bueno para ti como mamá y para tu bebé, ¿pero cómo y en qué medida? Entre los estudios que se han realizado diversas universidades de España y Argentina se han encontrado y probado muchos beneficios entre estos, destacan:  

  • El deporte en el agua durante el embarazo evita que ganes peso de manera excesiva y descontrolada 
  • Otro de los beneficios de hacer ejercicios en el embarazo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que los ejercicios de suelo reducen la posibilidad de sufrir diabetes gestacional. Este tipo de diabetes se caracteriza por el aumento del azúcar en la sangre, aparece durante el embarazo y puede provocar complicaciones en el parto.  
  • Además, la diabetes gestacional aumenta el riesgo de que los bebés tengan diabetes de tipo 2 en el futuro.