Que son los berrinches parte 1

Que son los berrinches

Alrededor de los 2 años, los berrinches son parte del proceso de desarrollo del niño, pero cuando estas reacciones se extienden en el tiempo, dejan de ser saludables. A partir de esta edad los chicos empiezan a notar que no pueden hacer todo cuando quieren o como quieren y se comienzan a enfrentar así a la vida adulta.

Tolerar la frustración

Poder tolerar la frustración los hará más aptos para la madurez, y los papás debemos acompañarlos en este proceso de adaptación desde el momento de la infancia.

Cambio de opinión de los papás ante el berrinche

A veces los papás, ante la demanda del niño responden con un “no”. Sin embargo ese “no” suele ceder y no mantenerse ante los gritos y pataleos. Como resultado el niño interpreta que logra lo que espera a pesar del reto o castigo de los papás, y gracias al berrinche. Entiende y se acostumbra al mecanismo como “normal” para obtener lo que quiere.

Ningún papá o mamá quiere tener un “hijo caprichoso” sin embargo, no todos estamos dispuestos a actuar poniendo límites para lograrlo y cedemos ante la presión del niño.

“Quiere llamar la atención”

ESCENA: Cualquiera puede ser la causa, ya sea pidiendo upa, por una golosina 0 porque no se les permite golpear o tocar tal o cual cosa, vemos chicos en la calle, frente a un quiosco o en un restaurante saltando, llorando y pataleando y los papás al lado esperando “que se le pase” pues la interpretación es que intentan “llamar la atención” y se cree que la indiferencia soluciona todo. Si bien es cierto que hay un ingrediente de deseo de protagonizar la escena durante el berrinche, debemos comprender que esto requiere la intervención de los padres, ante todo porque durante el berrinche el chico también la pasa mal, hay un deseo que no está pudiendo expresar correctamente y los papás debemos acompañarlo, porque mostrar indiferencia no ayuda a la resolución ni disipa la angustia. Fin de la parte 1 de este artículo.