Recetas para madres en lactancia: Macarrones con queso

Receta de macarrones con quesoReceta de macarrones con queso

Ahora que estás amamantando, igual tendrás que comer saludable y beber muchos líquidos para cuidar tu salud y la de tu bebé. De hecho, necesitarás alrededor de 300 calorías más (2,000-2,300 calorías en total) por día más que en el último trimestre de tu embarazo (que lo hacías con tres comidas balanceadas y algunos refrigerios ligeros durante el día).

Esta receta rica en nutrientes y fácil de preparar es ideal para ti y tu bebé.

Macarrones con queso, espinacas y salchichas

Necesitarás la misma cantidad de calcio mientras amamantas como durante el embarazo: 1,000 miligramos por día. Muchas mujeres no cumplen con este mínimo, por lo que es particularmente importante incluir vegetales de hoja verde (como la espinaca) y quesos bajos en grasa en tu dieta. Usa macarrones de trigo integral en esta receta para un aumento adicional de folato (Ácido fólico).

Preparación: 5 minutos 

Cocción: 10 minutos 

Ingredientes 

Sal. 

2 a 4 cucharadas de aceite de oliva según su preferencia. 

1 a 2 salchichas, desmenuzadas o en rodajas (opcional) 

1/2 cebolla roja pequeña, cortada en cubitos. 

1 manojo de espinacas, tallos desechados, lavados bien y picados. 

2 puños de macarrones de trigo integral u otras pastas. 

1/2 taza de queso bajo en grasa.  

Hazlo así:  

  1. Llevara ebullición una olla grande de agua con sal. En una sartén pesada a fuego medio-alto, calienta el aceite (usando la cantidad deseada) a fuego medio-alto. Agrega la salchicha, si estás usando, y cocina, revolviendo varias veces, durante 5 minutos. Agrega la cebolla y cocina, revolviendo, por 3 minutos más. Agrega la espinaca hasta que se marchite.
  2. Mientras tanto, cocinala pasta en agua con sal hasta que esté al dente. Drena, reservando 1 taza de agua de cocción de pasta.
  3. Agregala pasta a la sartén junto con 1/2 taza de agua de cocción. Revuelve a fuego medio hasta que el líquido esté casi absorbido. Añade el queso bajo en grasa y revuelve hasta que esté cremoso, aproximadamente 1 minuto, agregando un poco más de agua para cocinar la pasta, si lo deseas. Servir de inmediato.