Diarrea por rotavirus

Rotavirus el enemigo silencioso

Este virus es muy contagioso y tiene impacto sobre la familia. El rotavirus puede sobrevivir durante varias horas en las manos y durante días en superficies sólidas como mesadas, pasamanos, utensilios, etc. La principal vía de contagio es fecal-oral.

Básicamente se manifiesta como una gastroenteritis de 3 a 8 días de duración. Con vómitos, diarrea acuosa, fiebre y dolor abdominal. En los casos más graves, la deshidratación generada por esta sintomatología puede llegar a ser mortal.

Se estima que el rotavirus es responsable del 40% de las internaciones por diarrea aguda en los menores de 5 años. A nivel mundial, el rotavirus afecta anualmente a 110 millones de niños, y se calcula que las muertes por este agente superan los 500.000 casos.

Diarrea: la prevención como hábito

Es importante tomar medidas de cuidado e higiene ambiental que incluyan todos los utensilios y también los alimentos: Lavarse las manos con agua y jabón, en especial después de ir al baño y/o cambiar pañales, y antes de comer.

Consumir agua segura. Si no hay seguridad de que el agua sea potable, es preciso hervirla o potabilizarla con dos gotas de lavandina por cada litro de agua.

Mantener la lactancia materna durante el primer año de vida de los bebés, ya que disminuye el riesgo de contagio de esta infección en un 50%.

Frente a cuadros de gastroenteritis (diarrea y/o vómitos) se recomienda aumentar la frecuencia de la lactancia (leche materna) en el caso de los bebés, y brindar permanentemente agua a los niños más grandes, a fin de evitar la deshidratación, antes y después de realizar la consulta con el médico.

También ofrecerles una alimentación adicional y adecuada y/o recibir más leche materna al día, durante dos semanas como mínimo. Esto le ayudará a recuperar al niño la energía perdida como consecuencia de la afección.

Asimismo, se recomienda que los niños con diarrea no asistan a la guardería o jardín maternal, a fin de evitar el contagio hacia otros niños.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la vacunación como principal estrategia de prevención de la diarrea por Rotavirus ya que se ha demostrado que las mejoras en las condiciones higiénico-sanitarias no impactan de manera sustancial en la disminución de las muertes e internaciones asociadas a este virus. Tampoco reduce de manera significativa la propagación de este virus proveer agua potable y mejorarla salubridad. Por ello que es importante tomar conciencia de que este agente no puede ser controlado de la misma manera que otras enfermedades transmitidas por el agua.

Las vacunas son una herramienta idónea para el control de las diarreas de origen viral causadas por el rotavirus ya que permiten protección temprana contra la enfermedad -a partir de las 6 semanas de viday protegen a los lactantes antes de la edad en la cual existe el mayor riesgo de contraer la enfermedad. Es importante destacar que el beneficio que la vacunación brinda es proteger contra diarrea moderada / grave, prevenir las hospitalizaciones y reducir la mortalidad y el impacto socio económico de la gastroenteritis por rotavirus.