Como almacenar y dar la leche materna al bebé

Nunca cortes la lactancia de tu hijo por el trabajo

Como conservar la leche materna después de extraer

La licencia por maternidad llegó a su fin. Con gran dolor de tu alma tienes que volver al trabajo, y como es natural, además de la pena por dejar a tu bebe al cuidado de otra persona por unas horas, son muchas las dudas que se te plantean acerca de cómo seguir amamantandolo. No te angusties: para tu tranquilidad, te informamos como conservar la leche materna después de extraer para que retomar la actividad laboral no implica que debas interrumpir la lactancia. ¿Cómo continuar? En principio, antes de salir y al volver a casa puedes poner a tu chiquito en el pecho, y los fines de semana, seguir dándole la teta como de costumbre. Ahora bien, ¿que sucede durante el tiempo que estás fuera de tu hogar? ¿Cómo alimentar a tu hijo?

 

¿Sabías que la leche materna puede conservarse en la heladera en incluso en el freezer ? Si y gracias a ello puedes extraerla y almacenarla para que, en tu ausencia la persona que cuida a tu bebé se la dé en biberón.

 

Sin embargo, no es cuestión de hacerlo de cualquier manera. Hay una forma correcta, tanto de realizar las extracciones, como conservar la leche materna después de extraer  y descongelar el vital alimento, para que llegue a tu hijo en perfectas condiciones, con todas sus propiedades y nutrientes, el tiempo do extracción varía según el sacaleches que utilices. Por lo tanto. para asegurarte la cantidad que tu hijo consume en cada toma, lo ideal es que vayas recolectando leche durante todo el día, o durante dos dos dias si es invierno. Una vez extraída, guarda la leche en la heladera por 24 o 48 horas, y después puedes colocarla en el freezer fraccionada en porciones. Recuerda qua una vez descongelada, si tu hijo no toma la ración completa tienes que desechar la leche que sobra.

¿Como envasar la la leche materna?

Para guardar la leche, puedes utilizar recipientes de plástico con tapa hermética, tipo “tupper”, o bien almacenarla directamente en la mamadera. Pero lo más práctico e higiénico es fraccionarla en bolsitas plásticas descartables o en envases especiales para tal fin, que ya vienen esterilizados.

¿Cuanto dura la leche materna?

A continuación, te ofrecemos una guía para que te orientes en cuanto a la duración de la leche según el método de conservación que utilices. Eso sí, para que no sufra alteraciones que modifiquen sus propiedades nutritivas e inmunológicas, es imprescindible que la cadena de frio no se interrumpa. Afortunadamente, tu “usina láctea” es capaz de producir en forma eficaz y constante. Entonces, si no estás segura de cuál fue la fecha de extracción, o de la calidad del sistema de conservación o enfriamiento, lo mejor es desechar la leche “dudosa” y alimentar a tu hijo con otra “fresquita”, recien extraída.

¿Cuanto dura la leche materna a temperatura ambiente?

Si no hace calor, se mantiene en perfectas condiciones de cuatro a cinco horas, pero en verano es mejor no dejarla más de cuatro horas fuera de la heladera. Siempre la mejor opción es que este refrigerada apenas sea extraída.

¿Cuánto dura la leche materna en la heladera?

En invierno, se conserva intacta durante 48 horas. En verano, en cambio, no dura más de 24, debido a que la heladera se abre más a menudo. A lo largo del día, puedes almacenar la leche que te extraigas en el mismo recipiente. Pero si es de un día para el otro lo ideal es que te manejes con dos envases diferentes.

¿Cuánto dura la leche materna en el congelador ?

En el congelador de las heladeras comunes, la leche materna se conserva en buen estado durante una semana.

¿Cuánto se conserva la leche materna en el freezer?

El tiempo óptimo de conservación dentro del freezer es de tres a cuatro meses. No es conveniente superar ese lapso ya que la leche materna se modifica a medida que él bebé crece, para adaptarse a los nuevos requerimientos nutricionales. Por lo tanto, si la guardas por más tiempo, cuando tu hijo sea más grandecito le vas a dar un alimento que no se adecua a su edad y a sus necesidades. Vencido el plazo de cuatro meses, descarta la leche que haya quedado en el freezer.

 

Es imprescindible lavar y estilizar los recipientes donde vas a almacenar la leche. para evitar que se contamine con microorganismos. El proceso es sencillo: sumergirlos en agua hirviendo y déjalos cinco minutos en ebullición, o bien colócalos en un esterilizador.

 

Rotula los envases indicando la fecha de extracción, y para más seguridad consigna también la “fecha de vencimiento”, vale decir. hasta que día puedes utilizarla. A la hora de descongelar, elige primero la que lleva más tiempo dentro del freezer. Si te resulta práctico, puedes ir ubicando los recipientes en hilera, de manera que la más nueva quede siempre atrás, e ir retirándolos empezando siempre por el primero de la fila.

¿Cómo calentar la leche materna?

Para no alterar su composición y propiedades, jamás hiervas, descongeles o calientes la leche en el microondas o directamente sobre el fuego. Si está a temperatura ambiente o viene de la heladera, métela debajo del chorro de la canilla de agua caliente hasta que alcance los 37º o aproximadamente a temperatura a la que sale de tu pecho. También puedes calentar agua en un jarro pequeño hasta que hierva. apagar el fuego. e introducir el recipiente que contiene la leche hasta que alcance la temperatura adecuada.

¿Cómo descongelar la leche materna?

Cuando se trata de leche congelada, tienes que retirarla del freezer o del congelador, llevarla a la heladera hasta que vuelva al estado líquido, y recién en ese momento calentarla de cualquiera de las dos formas indicadas anteriormente. A veces, mientras la leche se está descongelando, el líquido se separa de los demás componentes y puede dar el aspecto de que está “cortada”. Nada de eso: la leche materna no se corta. Una vez que este completamente descongelada, tienes que agitarla bien para que vuelva a homogeneizarse y listo.

¿Qué pasa con la leche materna si se corta la luz?

Excepto que hayan pasado más de seis horas sin luz, no hay ningún problema siempre y cuando no abras el freezer en ningún momento, si no la duración será menor. Eso no quiere decir que tengas que tirarla porque ya no sirva, sino que as como si la hubieras llevado a la heladera, donde se conserva intacta solamente de 24 a 48 horas, de modo que tu bebé tendrá que consumirla dentro do ese lapso.

 

Si la leche estaba, en cambio, en la heladera, puedes mantenerla por unas horas, salvo que la hayas abierto o haga mucho calor, en cuyo caso el período de conservación será más corto.

 

La leche materna es el alimento óptimo para el bebé, No solo le proporciona los nutrientes imprescindibles para su sano crecimiento y desarrollo, sino también defensas contra numerosas enfermedades. Y para la mamá, la lactancia representa una maravillosa oportunidad de estar en contacto con su hijo y de brindarle todo el amor y el cuidado que necesita. Ya sea amamantandolo o bien dándole su propia leche en un biberón.
No te prives de este placer ni prives a tu bebé del más perfecto y natural de los alimentos. Vuelve a tu trabajo. continua con tus obligaciones, hace tu vida normal, pero por nada del mundo interrumpas la lactancia.