Los beneficios de la natación para bebés

Como estimular a un niño con natación

Como estimular a un niño con natación

Aclaración importante: Nunca dejes solo a tu hijo en una pileta, por mas que esta sea con poca agua, tampoco lo dejes al cuidado de un hermano si este es otro niño, y en caso de la matronatación, debes hacerlo con un profesor entrenado y siempre consultando al medico de cabecera, aclarado esto vamos al articulo.

 

El agua es un elemento que estimula al bebé a poner en práctica una variedad de movimientos que hacen posible su progresivo desarrollo tanto físico, intelectual como emocional. A través de la matronatación, el recién nacido podrá estimular el vínculo de amor que lo une a su mamá, a través de situaciones de juego, dentro de un ámbito que posibilita amplios desplazamientos.

Uno de los beneficios que aporta la natación a los bebés es la coordinación psicomotriz. El bebé, que no ha aprendido a caminar todavía, encuentra que el agua lo habilita a movilizarse de manera tridimensional, obteniendo continuidad en sus movimientos. Le brinda la oportunidad para reconocer su cuerpo, el espacio y los objetos.

Asimismo, la matronatación colabora en el reforzamiento del sistema inmunológico y el fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio, debido al trabajo respiratorio que se realiza en el agua, se incrementa la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre.

Otro de los beneficios que se destacan de la natación para bebés es que aumenta el desarrollo de la percepción de los recién nacidos, ya que el agua estimula la capacidad de juego del niño, fomentando su creatividad y tornando más aguda su observación.

Por otro lado, la natación para bebés mejora y fortalece la relación afectiva entre el bebé y su mamá, favoreciendo el conocimiento mutuo. Además, la convivencia en la piscina con otros recién nacidos lo ayudarán a relacionarse mejor, además de que aprenderá a compartir y realizar actividades junto a otras personas. Por lo tanto, el bebé adquiere más seguridad para comunicarse y desarrollarse en grupo.

Previo apto del pediatra, es importante que las clases de matronatación cuenten con un seguimiento y control de un Profesor en Educación Física, quien será el profesional indicado que guiará a la mamá y al bebé a realizar determinados ejercicios físicos, teniendo en cuenta algunas pautas específicas.

De esta manera, las madres y recién nacidos podrán disfrutar del medio acuático de una manera segura y placentera a través de la matronatación.

La Natación para Bebés no sólo se utiliza para la estimulación temprana, también se utiliza como una actividad más donde se resalta el aprendizaje mediante el juego.

Es otra manera de contacto entre los padres y el bebé, a través de una actividad que es básicamente placentera. El bebé se ve estimulado en el agua para ganar una extraordinaria amplitud de movimientos. Esto es así porque dentro del agua el niño puede hacer movimientos que fuera de ella no podría a raíz de la acción de la fuerza de gravedad.

En las clases se refuerza el vínculo porque los padres disfrutan del contacto afectivo con su hijo. La actividad ayuda a romper con los mitos del miedo al agua no sólo del bebé sino también de los padres.

Así mismo, el niño absorbe lo que percibe en el papá, por ejemplo: si éste siente temor, está nervioso dentro del agua, el chico se sentirá así. Si por el contrario está tranquilo y disfruta la actividad, el niño lo vivirá como algo tan natural como estar fuera del agua.

El Instructor al principio debe evaluar cómo los papás se manejan con el bebé en el agua, su relación, su vínculo. En esa etapa el instructor puede proponer actividades para estimular la seguridad, la tranquilidad del papá o la mamá para perder los miedos. Luego los papás tienen que trabajar para que el bebé vaya ganando independencia dentro del medio y si bien el trabajo es individual para el grupo papá-mamá-bebé, varios de estos grupos comparten el ambiente de trabajo.