Alergias en la piel del bebé por la ropa

Alergia en bebes por ropa

Ropa alergica para los bebés

Todos sabemos que la piel de los niños más pequeños suele ser más sensible, pero ¿sabías que es porque es de 40 a 60% más fina que la de los adultos? Esta característica la hace más vulnerable a alergias y por esto debemos tomar precauciones sobre qué ropa le ponemos a nuestros bebés recién nacidos y cómo la lavamos.

Una de estas precauciones es lavar la ropa antes de usarla puesto que, ya sea que la hayamos comprado nosotros o que haya sido un regalo, uno no sabe por qué lugares estuvieron esos tejidos.

La ropa del niño debe ser lavada por separado de la ropa del resto de la familia, puesto que nuestras defensas pueden protegernos de ciertos elementos que traemos de la calle, pero al compartir espacio con la ropa del bebé, puede que se fijen y lo perjudiquen. Siempre es conveniente separar las prendas por tejidos para evitar alteraciones en las fibras de la tela que podrían llegar a causar alergias en la piel.

Así también, por más que los primeros meses sea complicado ocuparse de las tareas del hogar, las prendas sucias no pueden pasar sin ser lavadas más de dos días pues pueden fijarse olores y manchas que podrían arruinar la prenda e incluso lastimar la piel de nuestro bebe.

Siempre hay que recordar que estas prendas no pueden ser lavadas ni con suavizantes que podrían causar alergia, ni con detergentes aromatizados puesto que podrían también causar reacciones alérgicas e incluso afectar el olfato del bebe. Puede lavarse con jabón especial para ropa fina de bebés o con jabones como jabón de coco neutro o incluso jabón blanco. Recuerden enjuagar bien las prendas para evitar restos de jabón en ellas.

Para lavarlas es indispensable leer la etiqueta que nos informa de las características especiales de la prenda, como a que temperatura se debe lavar y planchar, si es necesario lavarlas a mano o se puede lavarlas en la lavadora, si se las puede poner en el secarropa, etc. La composición de la tela y los productos químicos, así como el lugar de fábrica, también son datos importantes a tomar en cuenta.

El tipo de tela más recomendable para la ropa de un recién nacido es que sea 100% de algodón, que no tenga ningún tipo de fibra sintética. En las épocas más frías es mejor usar ropa de dralón o mini polar, a diferencia de la lana, porque son más suaves y no pican.

Todos sabemos que hay ropita muy linda, pero siempre hay que tratar de conseguir lo mejor para evitarle al niño alergias o eczemas. Cuando son tan chicos debe estar la calidad por encima de la moda, no es completamente necesario un armario enorme mientras tengan prendas seguras para su piel.